Proceso de producción

En Los Pilares vemos a nuestro oficio como un privilegio: trabajamos con seres vivos en un entorno natural y somos testigos constantes de los prodigios de la naturaleza.
Cada tallo producido es un individuo que expresa belleza y simboliza mucho de lo bueno de la vida. Y lo bello tiene que ser genuino, puro y limpio desde el inicio. Es por ello que para nosotros, la producción en armonía con la naturaleza es importante y constituye una búsqueda contínua.

Estos son los ejes de nuestra filosofía de producción:

  • Producimos solo especies que se adapten bien al clima de nuestras instalaciones. Como los humanos, las plantas tienden a enfermarse con más facilidad bajo condiciones de estrés. Por ello cuidamos que el ambiente en el que crecen sea el ideal para ellas. Así es como entre las 16 especies que producimos, algunas se adaptan bien en nuestra localidad en Zumpahuacán, Estado de México y otras en Oacalco, Morelos.
  • Hacemos un uso y manejo cuidadosos del suelo. La tierra viva es el capital del agricultor y por ello base de nuestro programa de nutrición es orgánico. Al mismo tiempo, nos apoyamos en modernos análisis de laboratorio para asegurarnos no tener excesos ni carencias de minerales en el suelo.
  • Hemos sido por años pioneros del control biológico en floricultura, y continuamos haciendo esfuerzos para evitar el uso de agroquímicos tóxicos en nuestros campos.
  • El monitoreo, es decir la inspección y observación detallada en campo, es la base que nos permite prevenir los ataques fuertes de plagas y enfermedades. Anticipamos los problemas para no tener que acudir al rescate del cultivo con medidas extremas y tóxicas.